Osuna entrega al periodista Ángel Briz el Escudo de Mérida tras 40 años en el Ayuntamiento

El alcalde de Mérida ha mantenido un encuentro con motivo de su jubilación, tras 40 años de servicio como funcionario en el Gabinete de Comunicación.

29 enero 2021

Su despedida se ha producido en el transcurso de un acto en el que el periodista ha estado acompañado por su familia, compañeros de profesión y el exalcalde emeritense Ángel Calle.

El primer edil emeritense, Antonio Rodríguez Osuna, ha hecho entrega a Briz del escudo de la ciudad, en un acto que, como ha señalado, se viene realizando desde que asumió la alcaldía para "agradecer a los empleados públicos sus años de servicio a la institución municipal".

El alcalde ha destacado que ha tenido la oportunidad de "trabajar más de cerca" con Briz desde su toma de posesión en el año 2015, si bien ha destacado que anteriormente, en su etapa de concejal, siempre tuvo "un trato cercano con él".

Ha recordado que, además, es una "persona importante" en la ciudad estando al frente de varias iniciativas entre las que ha destacado el Cine Club Fórum o el Festival de Cine Inédito.

A este respecto, ha reconocido estar "seguro que seguirá aportando mucho a esta ciudad pues es una persona que siempre está dispuesta a sumar en cualquiera de las cuestiones para las que se le requiere".

AGRADECIMIENTOS 

Por su parte, Ángel Briz ha agradecido que los trabajadores públicos reciban este tipo de despedidas una vez que llega el momento de la jubilación, al tiempo que ha recordado que el primer Pleno municipal que cubrió como funcionario, que se celebró en la Casa de la Cultura de la calle Moreno de Vargas, en el año 1981, fue el mismo en el que se aprobó pedir la capitalidad para la ciudad de Mérida.

Al mismo tiempo, ha agradecido a sus compañeros el buen ambiente de trabajo "sobre todo en tiempos en los que no teníamos ordenadores, ni teléfonos móviles, ni nada de los medios que actualmente tiene cualquier gabinete de prensa".

Asimismo, ha agradecido la presencia de Ángel Calle en el acto, al tiempo que ha manifestado haberse sentido "a gusto y respetado" por todos los alcaldes con los que ha trabajado.

Entre bromas, ha recordado cómo un amigo le dijo que "a partir de ahora te preguntarás cómo has ido a trabajar al Ayuntamiento con todas las cosas que hacías fuera, y es verdad porque yo muchas veces me lo preguntaba".

Por último, ha recordado que el momento más difícil fue el año de las inundaciones, con "jornadas intensas de trabajo, con pocos medios", recalcando que se lleva muchísimos momentos positivos de sus 40 años en el Ayuntamiento.